¿Cuánto cuesta hacer el Camino de Santiago?

24 ene. 2022

Además del coste del material que llevarás al Camino de Santiago, como el calzado, la mochila, o la ropa más adecuada según la época del año, es importante que te hagas una idea del presupuesto que debes destinar al Camino de Santiago para cada día.

Para ayudarte, hemos elaborado este post en el que hemos tenido en cuenta los gastos comunes de los peregrinos, en cuestión de hospedaje, comidas, transporte, etc.

Así te será más fácil calcular el dinero que vas a necesitar para llegar hasta el final del Camino sin incidencias y disfrutando al máximo cada día.

¿Qué gastos tendré en el Camino de Santiago?

Hay varios aspectos principales a tener en cuenta cuando vayas a hacer el Camino de Santiago y que son los que se llevarán tu presupuesto diario.

El transporte hasta el punto de partida

El primer gasto con el que debes contar es el relativo a la forma de transporte que te llevará hasta la etapa de salida. De la misma forma tendrás que pensar en la vuelta a casa desde Santiago de Compostela.

Son muchos los peregrinos que optan por desplazarse directamente a Santiago, ya que se trata de una ciudad bien comunicada con el resto de capitales y ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Sevilla, etc. Desde estas ciudades por ejemplo tendrás vuelos low cost directos a la capital gallega, que rondan entre los 30 o los 80 euros, dependiendo de la época del año y la antelación con la que reserves tus billetes.

Una vez en Compostela tendrás opciones de transporte tanto en tren como en bus a los puntos de partida favoritos de los peregrinos, como Sarria, Tui, León, etc. Para desplazarte a estas localidades puedes preguntar en el centro de atención al peregrino o en la estación de bus y tren, donde te informarán de horarios y precios. En este caso puedes contar con entre 12 o 30 euros de tren por ejemplo desde Santiago a Sarria o a León.

Una alternativa muy cómoda es consultar con una agencia especializada las posibilidades de transporte que pueden ofrecerte. Esta suele ser la opción preferida de muchos peregrinos, ya que además de despreocuparse del transporte para centrarse en otros aspectos de su viaje, les permite conocer a otra gente en su misma situación desde el inicio de la experiencia.

Quiero más información

Las comidas diarias

En tu día a día debes contar con el gasto que supone realizar al menos tres comidas diarias. En muchos alojamientos puede que ya tengas incluida la opción a desayuno, la cual incluye desde un café o infusión, hasta fruta, bollería, tostadas, o algo más contundente.

A media mañana también es muy recomendable hacer alguna parada con la que reponerse tomando líquidos, frutos secos, un café o té, y una pieza de fruta. Aunque aquí te aconsejamos que no te excedas para poder realizar el resto de la etapa sin complicaciones, sí deberías tomar algo antes de la hora de comer, ya que estarás toda la mañana en ruta.

La comida de mediodía seguramente sea en la que te gastes más dinero, puesto que es la principal y la que te ayudará a recuperar fuerzas terminada tu etapa diaria. Por suerte te encontrarás con muchos establecimientos en los que encontrarás un “menú del peregrino”, al que poder acceder presentando tu credencial. Este te costará entre 10 o 12 euros, aunque puedes destinar más presupuesto a esta comida del día si te apetece darte un capricho.

Recuerda que a la cena toca comer algo de nuevo antes de acostarse. Aquí puedes optar por un plato sencillo que no te resulte muy pesado para descansar: lo encontrarás por entre 6 o 9 euros fácilmente.

El precio del alojamiento

El presupuesto destinado a tu alojamiento durante el Camino de Santiago variará enormemente dependiendo del tipo de estancia que elijas. La mayoría de peregrinos eligen pernoctar en albergues, tanto públicos como privados, mientras que otros prefieren disfrutar de mayor privacidad y recurren a hoteles y pensiones.

La opción más económica para pernoctar siempre van a ser los albergues públicos y los parroquiales. Estos últimos solo te piden una pequeña donación voluntaria, mientras que los primeros tienen un coste de entre 5 y 7 euros. El inconveniente de estas dos opciones, como puedes imaginar, es que este tipo de albergues están muy solicitados y, al no permitir reserva, es más complicado conseguir plaza (especialmente si viajas en grupo).

A lo que puedes recurrir es a los albergues privados, cada vez más numerosos en los distintos Caminos de Santiago. Este tipo de alojamientos tienen un precio un poco más elevado, que se ha incrementado además en el último año, pero aún así resultan más económicos que los hoteles y pensiones y cuentan con muchos servicios como Wi-Fi, desayuno incluido en muchos casos, taquillas, lavadoras y secadoras, etc. ¿El coste de los albergues privados? Entre 12 y 20 euros.

Gastos extra y imprevistos

Además de la manutención y los alojamientos, es aconsejable que pienses en los imprevistos que puedes encontrarte a lo largo del Camino.

Por ejemplo, puede que necesites hacer una pequeña visita a una farmacia si empiezas a tener molestias de algún tipo, si necesitas reponer material de tu propio botiquín, en caso de precisar más ropa de abrigo, etc.

También te encontrarás con lugares que querrás visitar en alguna de las etapas que recorras, como museos para los cuales puede que necesites pagar entrada, o con souvenirs que quieras llevarte a casa de recuerdo.

Este tipo de cosas entran en la categoría de gastos extra con los que debes contar para el Camino de Santiago. Por muy preparado que vayas siempre surgirá algo que puedas necesitar o en lo que quieras gastarte un dinero extra: de ti depende la cantidad que estés dispuesto a gastarte en este caso.

¿Cómo puedo reducir el presupuesto necesario para el Camino de Santiago?

Teniendo en cuenta los gastos arriba mencionados, tu presupuesto para el Camino de Santiago no debería superar los 40-60 euros diarios por norma general.

Si quieres reducir todavía más esta cantidad, puedes intentar seguir algunos de los siguientes consejos:

Elabora tus propias comidas

Aunque tengas a tu disposición establecimientos donde comer, siempre te resultará más económico acudir a un supermercado a comprar pan, fiambre, etc. y hacerte un bocadillo o sándwich para la etapa del día siguiente o para la cena.

Madruga para llegar a los albergues públicos y parroquiales

En las distintas etapas y si descansas en albergues, verás que hay peregrinos especialmente madrugadores en cada etapa del Camino. Sé uno de ellos si quieres llegar antes que el resto al final de cada etapa y optar así a una plaza en un albergue público o parroquial: te saldrá siempre mucho mejor de precio que cualquier albergue privado.

Prepara bien tu botiquín con todo lo necesario

Puede (y es muy probable) que surjan inconvenientes y molestias con las que no contabas, pero el llevar en tu mochila todo lo indispensable para prevenir ampollas, rozaduras, y otras dolencias típicas del Camino te ahorrarán visitas a la farmacia de turno o incluso sesiones de fisioterapia sin las cuales no puedas continuar tu recorrido.

Infórmate de los puntos más interesantes de cada etapa

Si quieres destinar parte de tu presupuesto a visitar museos y otros puntos de interés, infórmate antes de cada etapa de qué sitios pueden interesarte para no perder tiempo ni dinero en aquellos que no. Encontrarás fácilmente la información que necesitas y así vivirás el Camino de Santiago a tu manera.

Quiero más información

¿Quieres hacer el Camino?

Confía en la mejor agencia del Camino para organizar tu viaje. Deja tus datos y te enviaremos información sin compromiso.


Comunicaremos tus datos a Pilgrim Travel S.L. que se encargará de gestionar tu petición. Para ejercer tus derechos, consulta la política de privacidad. Datos recogidos por Premium Leads S.L.