Dónde dormir en el Camino de Santiago

Aunque los albergues siguen ganando en popularidad a la hora de pasar la noche durante tu peregrinaje, existen otras opciones que puedes barajar para vivir una experiencia diferente, tanto en grupo como en solitario.

Aquí te mostraremos las diferentes opciones en alojamientos del Camino de Santiago. De esta forma podrás organizarte según lo que más te apetezca y reservar con antelación cuando lo creas conveniente.

¿Quieres hacer el Camino?

Confía en la mejor agencia del Camino para organizar tu viaje. Deja tus datos y te enviaremos información sin compromiso.


Comunicaremos tus datos a Pilgrim Travel S.L. que se encargará de gestionar tu petición. Para ejercer tus derechos, consulta la política de privacidad. Datos recogidos por Premium Leads S.L.

De la misma forma que organizas tu mochila, tus etapas o cualquier otro aspecto del Camino de Santiago, también tendrás que planear tus noches y tener claro dónde vas a descansar al final de cada jornada.

Por eso vamos a hablarte de las posibilidades que tienes para pasar la noche durante tu recorrido, para que elijas la que más vaya acorde contigo según tus preferencias o tu presupuesto.

Dormir en albergues durante el Camino de Santiago

A la hora de pernoctar, los albergues siguen siendo la opción preferida por la mayoría de peregrinos. No solo es el tipo de alojamiento más frecuente en los distintos caminos, sino que además acostumbran estar situados en puntos clave de la ruta.

Por supuesto, tampoco olvides que se trata de la la opción más económica , tanto si hablamos de albergues públicos como de privados.

Aunque no lo parezca, los albergues no son el tipo de alojamiento más solicitado solo por ubicación o precio. Además, facilitan mucho el contacto con el resto de peregrinos que siguen la misma ruta, permitiendo compartir experiencias y entablar conversación después de un largo día de caminata. Y, especialmente si haces el Camino solo, será algo que acabarás agradeciendo.

Igualmente, si se trata del tipo de alojamiento que buscas, estos son los distintos tipos de albergues que te encontrarás en el Camino de Santiago:

También conocidos como albergues públicos, este tipo de albergues pertenecen al ayuntamiento o a la comunidad autónoma.

Son una opción más económica que los albergues privados (a partir de 5 euros la noche) y te encontrarás sin duda uno en cada etapa.

No obstante, los albergues de este tipo se llenan pronto, no solo por su precio sino porque no permiten reserva previa ni que te quedes más de una noche.

En cambio, Las literas se asignan por orden de llegada: si haces el Camino de Santiago a pie tendrás preferencia sobre aquellos peregrinos que lo hacen en bicicleta.

De todas formas, si este es el tipo de alojamiento que buscas no deberías esperar al último momento. Te recomendamos intentar salir temprano para llegar a tiempo de guardarte una litera.

Los albergues parroquiales son parte de la Iglesia y como su propio nombre indica son responsabilidad de la parroquia donde están ubicados.

Igualmente, también son una opción muy económica porque no tienen un coste fijo: los peregrinos que se hospedan en este tipo de albergues simplemente dejan un donativo.

Por contra, suelen contar con menos camas que los albergues privados y públicos, llenandose antes que ningún otro. Por eso, si hay un tipo de albergue para el que necesitas ser especialmente rápido y llegar antes que el resto de peregrinos, será para cualquier albergue parroquial.

En los últimos años, el número de albergues privados ha ido en aumento de forma considerable, respondiendo a la también creciente demanda por parte de los peregrinos.

En caminos muy transitados, como en el caso del Camino Francés o el Camino Portugués, te encontrarás con varias opciones de albergues privados en cada etapa, sin que suela haber muchos problemas para conseguir un litera.

Este tipo de albergues tiene un coste mayor (entre los 10 y los 18 euros), ofrecen el mismo tipo de alojamiento que el resto de albergues (habitaciones comunes con literas, aunque también puedes optar a una habitación privada en algunos de ellos).

Además, cuentan con servicios extra que los hacen más cómodos: lavadora y secadora, calefacción y aire acondicionado, conexión Wi-Fi, o incluso piscina.

Hostales, Pensiones,
Hoteles o Moteles

Si prefieres hacer el Camino de forma más cómoda, siempre puedes optar por reservar tus noches en un hotel, un hostal o una pensión.

No te dejes influenciar por la opinión de otros peregrinos: no todo el mundo es capaz de dormir con tanta gente y el descanso es importante.

Si necesitas reservar una noche fuera de un albergue o si prefieres esta opción para todo el Camino, es una decisión más que válida.

Las ventajas de este tipo de alojamientos, aparte de ofrecerte una mayor comodidad e intimidad que los albergues, es que además podrás contar con camas más cómodas y otros servicios más exclusivos: desayuno incluido, lavandería, baño privado… Incluso puede que jacuzzi o servicios de masaje si necesitas relajar los músculos.

Si vas a decantarte por este tipo de alojamientos, nuestra recomendación es que reserves con antelación o te dejes aconsejar por una agencia especializada en el Camino de Santiago que pueda indicarte las mejores opciones en cada etapa.

Dormir en
casas rurales

Una casa rural es otra buena opción para pasar la noche, sobre todo si vas a hacer el Camino de Santiago en grupo puesto que os saldrá bastante económico y solo compartirás habitaciones y estancia con gente de confianza.

El pernoctar en una casa rural te permite disfrutar de la experiencia del camino de otra forma. Quizás de una forma más auténtica y con más encanto, puesto que este tipo de viviendas representan a las casas típicas de la zona por la que estás pasando, para que te sientas como un autóctono.

Las casas rurales acostumbran estar en perfectas condiciones y ofrecerte todas las comodidades que necesitas.

Tendrás intimidad y todos los servicios que buscas para sentirte, precisamente, como en casa. Por eso es una buena opción para pasar la noche, sobre todo cuando te encuentres ya en Galicia, donde son características y bastante económicas.

Hacer
Acampada

La última alternativa que te proponemos para pasar la noche durante el Camino de Santiago es hacer acampada y dormir en el exterior.

Muchos peregrinos eligen esta forma de pernoctar para no dejar de sentirse en contacto con la naturaleza y vivir una experiencia más única si cabe, aunque siempre tendrán que tener en cuenta las condiciones climatológicas.

También tienes la posibilidad de alternar y dejar las noches de acampada para ocasiones especiales, en las que no estés excesivamente cansado, las temperaturas en el exterior sean especialmente buenas o simplemente te apetezca dormir al aire libre.

Te esperan días y noches de recorrido, así que nada mejor que la variedad para exprimir al máximo la experiencia.

Eso sí, recuerda que aunque esta noche te saldrá gratis al no pagar alojamientos, tampoco contarás con los servicios que te encontrarás en cualquier albergue o pensión, tales como ducha o lavadora para tu muda del día… Tenlo en cuenta antes de entregarte completamente a la aventura y a la naturaleza.

Como ves, hay muchos sitios donde dormir en el Camino de Santiago, pero seguramente solo unos pocos se adapten a tus condiciones o características. ¡Contacta con nosotros y empieza tu ruta con el hospedaje resuelto!

Otros consejos recomendados

Preparación física y mental Ver más
Cuándo hacer el Camino Ver más
Cómo hacer el Camino Ver más
Ropa y Calzado necesarios Ver más
La Mochila con todo los necesario Ver más