Cómo hacer el Camino de Santiago más fácil

16 sept. 2021

camino santiago fácil

Puede que no te encuentres muy en forma, que no dispongas de demasiado tiempo o que simplemente seas un poco vago, pero si aún así quieres vivir la experiencia del Camino de Santiago, tienes la forma de hacerlo sin muchas complicaciones.

Vamos a darte unos consejos para que sepas qué factores debes tener en cuenta si quieres hacer el Camino de Santiago cómodamente, así como recomendarte un par de rutas adecuadas para todas las edades y condiciones físicas, para que puedas conseguir tu Compostela sin muchas dificultades.

¡Vamos a ello!

¿Cómo hacemos el Camino de Santiago más fácil?

Nuestra condición física

Obviamente, este es un factor muy importante, ya que la condición física previa influirá en tu desempeño durante el Camino de Santiago.

Si estás ya habituado a caminar varios kilómetros al día (por eso recomendamos siempre entrenar las semanas anteriores a nuestra peregrinación), la experiencia será mucho más llevadera que si por el contrario llevas una vida más sedentaria.

Quiero más información

El tiempo que vamos a dedicarle

Para conseguir la Compostela, es necesario realizar un mínimo de 100 kms a pie o 200 kms en bicicleta. Y para recorrer esta distancia suele ser suficiente con dedicarle 5 días al Camino de Santiago. No obstante, siempre puedes ajustar las etapas para caminar a tu ritmo y hacer así menos kilómetros cada día.

Si quieres hacer la distancia mínima obligatoria del Camino de Santiago, evitando el cansancio acumulado de muchos días y llevarte así la Compostela de recompensa, puedes elegir como punto de partida alguna de las opciones que más abajo te proponemos. Se trata de una alternativa ideal para aquellos peregrinos que no disponen de mucho tiempo y que aún así quieren disfrutar de la experiencia del Camino.

La distancia y servicios entre etapas

A la hora de decantarte por una ruta u otra, también es importante que consideres los servicios que tendrás a tu disposición entre etapa y etapa. El poder contar con una cafetería o supermercado cada pocos kilómetros te dará la tranquilidad que necesitas si vas a hacer paradas frecuentes para reponer fuerzas o coger provisiones.

En caso contrario, si te comprometes a realizar una ruta con etapas de largas distancias y escasos servicios entre ellas, puedes encontrarte con serias dificultades para finalizar el Camino. Por eso te recomendamos que valores también este aspecto y elijas aquellas rutas más populares y transitadas si quieres tener todas las comodidades a tu alcance durante tu peregrinaje.

La época del año

No solo por cuestiones de climatología, sino también porque debes tener en cuenta la afluencia de peregrinos en determinadas rutas, es importante elegir la época del año más idónea para hacer el Camino de Santiago sin muchas dificultades.

De forma general, nuestra recomendación es que elijas la primavera o el otoño: durante estos meses, las temperaturas serán más suaves y la afluencia de peregrinos menos acusada. Algunos caminos muy populares, como el Francés o el Portugués, pueden estar verdaderamente masificados durante los meses de verano, por lo que aunque la meteorología sea idónea para estas rutas, encontrar alojamiento en cada etapa o disfrutar de una experiencia más tranquila y solitaria puede resultar más complicado.

La orografía del Camino

La presencia de muchos desniveles, pendientes duras y pronunciadas, o subidas y bajadas durante varios kilómetros en algunas etapas pueden suponer todo un reto para los peregrinos menos acostumbrados a la actividad física.

Aunque sea imposible evitar este tipo de orografía en su totalidad, ya que siempre habrá desniveles más o menos importantes, algunos Caminos resultarán más llanos y por tanto más sencillos que otros. Incluso en algunos directamente puede que evitemos ciertas etapas, como es el caso de la primera etapa del Camino Francés de Saint Jean Pied de Port, que cruza los Pirineos, y que la mayoría de peregrinos prefieren descartar para empezar en la siguiente desde Roncesvalles.

La planificación previa

Si bien muchos peregrinos deciden sobre la marcha, buscando dónde pernoctar en su llegada a cada etapa con su mochila a cuestas, una forma de hacer el Camino de Santiago más fácil es planificando previamente tus estancias y contratando servicios adicionales que te ayuden a hacer el Camino más liviano.

Contactar con una agencia especializada en el Camino de Santiago que gestione por ti todos estos aspectos puede ser la solución. Tendrás a tu disposición a expertos que te ayudarán a elegir los mejores alojamientos y te permitirán contratar entre otras cosas un servicio de transporte de mochilas, cada vez más demandado por los peregrinos.

Quiero más información

¿Cuáles son las rutas más fáciles del Camino de Santiago?

Teniendo en cuenta estos aspectos, si no te decides por una ruta en concreto, aquí te dejamos nuestras sugerencias para hacer un Camino de Santiago fácil y que no suponga demasiadas complicaciones.

El Camino Francés desde Sarria

La opción preferida por la mayoría de peregrinos que se animan a hacer el Camino por primera vez, no disponen de demasiado tiempo y quieren disfrutar de una ruta sin muchas exigencias físicas es hacer los últimos 100 kms del Camino Francés desde Sarria.

Tanto si vas a caminar solo como en compañía, al tratarse del Camino de Santiago más popular, siempre te encontrarás con otros peregrinos en cada etapa, elijas la época del año que elijas para hacerlo. Además tendrás numerosos albergues, pensiones, restaurantes y demás servicios a tu paso, para que puedas parar a descansar y tomar provisiones siempre que lo necesites.

El Camino Portugués desde Tui

La segunda ruta en cuanto a popularidad es el Camino Portugués, y el punto de partida mínimo para conseguir la Compostela es el municipio de Tui, en la frontera con Portugal. De nuevo, se trata de una ruta sin complicaciones, de etapas cortas y con todos los servicios a tu alcance.

No obstante, el Camino Portugués por la Costa está ganando adeptos cada año, por eso también tienes como alternativa salir desde Vigo y unirte al Camino Portugués tradicional en la siguiente etapa, con tu llegada a Redondela.

El caso es que el Camino de Santiago cuenta con versiones para todas las edades y dificultades, por lo que tanto si buscas un reto como si quieres convertirlo en un largo paseo, habrá una opción para ti.

Sigue nuestro blog y entérate de todo en nuestra web. ¡En A Santiago Voy caminamos contigo!

¿Quieres hacer el Camino?

Confía en la mejor agencia del Camino para organizar tu viaje. Deja tus datos y te enviaremos información sin compromiso.


Comunicaremos tus datos a Pilgrim Travel S.L. que se encargará de gestionar tu petición. Para ejercer tus derechos, consulta la política de privacidad. Datos recogidos por Premium Leads S.L.